previous arrow
next arrow
Slider

ESD y ATEX
Propiedad Antiestática

La descarga electrostática (ESD), es el fenómeno de transferencia de una corriente eléctrica repentina entre objetos de distinto potencial eléctrico. Tanto en entornos industriales como en la ingeniería civil, puede ser la causa de daños o fallos en la productividad. Los componentes electrónicos son extremadamente sensibles a estas descargas afectando a la integridad del dispositivo. En instalaciones con riesgo de exposición o deflagración como la petroquímica, fábricas de municiones, textiles, salas limpias y hospitales, el riesgo compromete la seguridad de seres humanos
Clasificación de los materiales según su resistencia eléctrica (Ω)
Dentro de los sistemas de prevención, donde el objetivo es proteger equipos mediante la conexión a tierra y redirigir las cargas lejos del personal, la utilización de pavimentos antiestáticos son el enfoque más efectivo para abordar un completo sistema de control de ESD en entornos de riesgo. Un pavimento disipativo o conductivo permite que los electrones fluyan libremente a través de la superficie hacia la toma de tierra acoplada al respecto, evitando de ese modo la acumulación de cargas en personas y equipos.
Gráfica de resistencias eléctricas

Sistemas conductivos

RE 2,5 x104 – 106 ohmios. Puede disipar una carga estática de 5.000 voltios a cero en 0,05 segundos.
Logo de ATEX

Sistemas disipativos

RE 106 -109 No agrega electricidad estática al ambiente y descarga una carga de 5.000 V en menos de 0,2 segundos.
Los sistemas disipativos transfieren la carga estática hacia la toma de tierra al igual que los conductivos solo que a menos velocidad.
Diagrama de capas del pavimento antiestático

¿Quieres un presupuesto personalizado?