previous arrow
next arrow
Slider

Resistente a agentes externos
Impermeabilización

La impermeabilización es el proceso de tratar una superficie para evitar la migración de agua (u otros líquidos) a través del sustrato directamente o de sus juntas. Este proceso se realiza mejor en el lado positivo del sustrato o en el lado que recibe la exposición inicial.

Puntos críticos

El hormigón, como el más común de los soportes a tratar, es de estructura porosa y requiere de juntas. Los cortes de retracción que se ejecutan para abordar la contracción inicial acaban funcionando como juntas de movimiento continuo, al igual que las fisuras no planificadas. Junto con encuentros con puntos singulares (canalones, sumideros, anclajes o juntas de dilatación), son los detalles que requieren de una técnica de refuerzo.
junta de sumidero

Membranas impermeables

Los sistemas de impermeabilización de membrana están diseñados para proporcionar un revestimiento impermeable y flexible unido directamente al sustrato, adaptándose a los movimientos estructurales debido a cambios estacionales. Las tecnologías en poliurea disponibles se caracterizan por una excelente flexibilidad, buena adhesión, excelente resistencia a la abrasión y rápido curado. Sus propiedades elastomecánicas combinan elasticidad y deformabilidad con una elevada tenacidad capaz de soportar el tráfico intenso de vehículos

Características generales

  • Resistente a bajas temperaturas, permanentemente elástico de -40 °C a + 80 °C, permeable al vapor de agua, sin contracción, resistente a las raíces y a los microbios según DIN 4062, resistente al agua y sin plastificantes.
  • Sin juntas: forma una membrana continua que se adapta perfectamente a los elementos singulares, como cúpulas de luz y ventilación, desagües, etc., tanto en horizontal como en vertical.
  • Resistencia a los rayos UVA y agentes externos.
  • Amplia gama de colores.
  • Fácil limpieza y mantenimiento.

¿Quieres un presupuesto personalizado?